Arquitecta García: intro

Arquitecta García intro.jpg

Ahora en estos tiempos difíciles, complejos y de mucha incertidumbre, es cuando muchas mentes resultan estar más activas o creativas. En este caso, lo digo por la mía. Quizás llego tarde, casi dos meses, pero eso no quiere decir que no me haya expresado artísticamente mediante otras vías. He escrito, poco, pero he escrito, he dibujado con acuarela, a lápiz y con la tableta gráfica, he cocinado y estoy aprendiendo a entender las proporciones y conceptos básicos culinarios que hacen que la comida sea sana y esté rica. Pero llevo esos casi dos meses dándole vueltas a cómo podría yo ayudar en esta situación. No tengo  dinero para hacer grandes donaciones a hospitales o gente que realmente lo necesita, no soy conocida ni tengo miles de contactos o seguidores para hacer grandes campañas de recogida de alimentos o fondos para comprar materiales ahora necesarios, no soy sanitaria, no soy psicóloga, no soy periodista, no estoy en política, no sé qué puedo aportar a la sociedad para mejorar aunque sea un poquito. Dándole vueltas y vueltas, llego a la conclusión de que lo que puedo aportar, aunque sea a mi entorno más cercano, es lo que sé o cómo mis propias experiencias pueden ayudar a los demás, aunque no sea a corto plazo sino para que en un periodo “x” de tiempo puedan vivir un poquito mejor.

Con muy pocos recursos, más mentales que materiales, retomo esta página, que no está olvidada, sino descuidada y aprovecho para introducir mi “marca personal” y mis humildes conocimientos y experiencias en el campo de la arquitectura, de la decoración, de la autoconstrucción y de la gestión de recursos para vivir feliz, cómoda, en sintonía conmigo misma (sin la necesidad de pasarme el día haciendo yoga) y sin esperar nada de los demás, sino conmigo misma y con mi entorno más próximo.

Ya me han dicho varias veces, que por qué hago esto, si nadie me paga, que no pierda el tiempo en compartir mi conocimiento (que tampoco es tanto), que además es muy valioso, pero ¿qué más puedo hacer? Estoy cansada de que el fin de todo sea un fin económico, que todo, absolutamente todo busque un rendimiento económico. Obviamente, hay que pagar facturas y comer, pero altas aspiraciones económicas no tienen que ver con altas aspiraciones de tranquilidad, felicidad y ver que puedes aportar algo a la sociedad para mejorarla. He sido muy voluntaria durante muchos años, he ayudado a personas y al medio ambiente, y he recibido mucho a cambio: crecimiento personal y muchas aventuras, que no me han aportado las aulas ni los libros. Por lo que me ofrezco a seguir siendo voluntaria con mis palabras y con mi humilde aportación en estos tiempos raros, pero que pasarán.

“Arquitecta García: intro” por Silvia García

*Photo by Nathan Lemon on Unsplash

Detrás de cada blog, fotografía, infografía o cualquier tipo de diseñador o creador de contenido hay personas. Valorar su trabajo hace valorar nuestras propias creaciones. Copyright o copyleft, ¿qué más da? Lo importante es citar la fuente para poder difundir y compartir estos contenidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s